Alegres 100% Auténticos

Aunque la propia naturaleza puede generar impactos ambientales, la verdad es que las actividades humanas pueden provocar efectos temporales o permanentes, directos o indirectos y reversibles o irreversibles sobre el medio ambiente (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, s.f.).

Sin embargo, en Jappi® somos conscientes que podemos hacer mucho para evitar que los impactos de nuestras acciones sean negativos. Por eso, te vamos a explicar cuáles son las actividades humanas que generan más contaminación y cómo puedes reducir tu participación en estas.

¿Comenzamos?

Actividades humanas que afectan el ambiente y cómo evitarlas

¿Cuáles son las actividades humanas que ocasionan más contaminación ambiental?

Para contextualizar sobre la importancia de este problema, aproximadamente 1,8 mil millones de niños (el 93% de la población infantil del planeta) respiran aire contaminado según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2018).

Esto, por supuesto, es un riesgo para su salud y su desarrollo. La causa: las actividades humanas. ¿Cuáles son esas actividades?

 

1. Los medios de transporte convencionales

Una de las causas del calentamiento global está vinculada con la emisión de gases efecto invernadero. El dióxido de carbono (CO2) es uno de los principales.

De hecho, el 25% de las emisiones de CO2 y el 40% de las de óxido nitroso (NO2) proceden del transporte en Europa (Planeta Recicla, 2017; AEMA, 2020).

 

2. La ganadería, una de las actividades humanas que más contaminan

Sí, tal vez te sorprenda, pero la actividad ganadera es responsable de la emisión del 14,5% de gases efecto invernadero. Además del CO2 y el NO2, el ganado libera el 25% de metano (CH4) a la atmósfera (Planeta Recicla, 2017; Greenpeace, 2019)

 

3. El turismo

Así es, donde hay más turismo, hay más contaminación. ¿Por qué? Porque se incrementa el consumo eléctrico, el transporte aéreo, el transporte terrestre y la alimentación; esto último supone también el uso de envases de plástico desechables (Campos, 2018).

El turismo deja una huella de carbono significativa y contribuye a la degradación ambiental; convierte áreas naturales y vírgenes en ocupadas y genera tasas crecientes de contaminación.

Según la Organización de las Naciones Unidas, la basura marina aumenta un 40% en el Mediterráneo durante la temporada de turismo (Ecoportal, 2020).

 

4. El actual modelo de alimentación implica actividades humanas que impactan el medio ambiente

En efecto, todo lo relacionado con la alimentación consume el 30% de la energía disponible en todo el mundo. De ese porcentaje, la mayor parte (70%), corresponde al transporte, el procesamiento, el embalaje, el almacenamiento y la compra venta de alimentos (Planeta Recicla, 2017).

Además, una actividad agrícola no sostenible puede provocar significativos efectos sobre el ambiente como (FAO, s.f.):

  • Contaminar el agua subterránea.
  • Emitir gases de efecto invernadero.
  • Emplear métodos que producen pérdida de biodiversidad.
  • Degradar y salinizar la tierra.

 

¿Cómo evitar las actividades humanas que producen contaminación?

Ya te mostramos algunas de las actividades humanas que tienen más responsabilidad sobre la contaminación ambiental, pero lo más importante es ver qué podemos hacer para reducirlas o evitarlas. ¡Toma nota!

 

1. Adopta una alimentación basada en plantas

Este tipo de alimentación, también conocido como Plant Based Diet, consiste en consumir más alimentos de origen vegetal: verduras, frutas, cereales, leguminosas y semillas (Food & Wine, 2018).

De esta manera, reduces el consumo de alimentos de origen animal, te conviertes en un consumidor consciente, colaboras con la sostenibilidad y puedes nutrir a tu cuerpo (Food & Wine, 2018).

 

2. Practica el ecoturismo

El ecoturismo es una forma ambientalmente responsable de viajar, pues se trata de visitar lugares naturales sin alterar su estado. Esta es una manera de contribuir con el cuidado del medio ambiente.

Por ejemplo, el ecoturismo en Colombia tiene un potencial enorme, entre otras cosas, porque somos el segundo país del mundo con mayor biodiversidad (Naranjo De Zulategi, Camacho, y Molano Esquivel, 2019).

 

3. Apoya la producción agrícola sostenible

La agricultura sostenible contribuye a mejorar la calidad ambiental. Esta forma de producir se basa en utilizar los recursos naturales de una manera conservacionista.

De este modo, se garantiza la recuperación del ambiente y se evita la degradación y la contaminación (Condiza, s.f.).

Como te habrás dado cuenta, podemos pasar de la conciencia a la acción. Y aunque es cierto que las actividades humanas generan impactos ambientales negativos, también es cierto que podemos hacer mucho para reducirlos o evitarlos.

¡Hoy es un buen momento para comenzar!