Alegres 100% Auténticos

Tipos de carbohidratos: ¿qué función cumplen y en qué alimentos están?

Sin lugar a dudas, el cambio en la forma de alimentarte es uno de los pilares que sustentan un estilo de vida más saludable.

Para lograrlo, debes tener presente que los alimentos tienen distintos nutrientes que se encargan del funcionamiento adecuado del cuerpo.

Dentro de los principales se encuentran las proteínas, las grasas y los carbohidratos[1].

 

***


A continuación, te explicamos cuáles son los tipos de carbohidratos y por qué deberías incluirlos en tu dieta.


***

¿Cuáles son los tipos de carbohidratos?

Antes de entrar a definir los tipos de carbohidratos, es pertinente definir de qué se trata.

Los carbohidratos, también llamados hidratos de carbono, glúcidos, azúcares o sacáridos, son la principal fuente de almacenamiento y obtención de energía con la que cuenta nuestro organismo[2].

¿Cómo obtienes energía a partir de los carbohidratos?

Los diferentes tipos de carbohidratos se diferencian por la cantidad de moléculas de glucosa que contienen. Hay una enzima, llamada amilasa, que es la encargada de descomponer los carbohidratos en glucosa.

Luego, la glucosa se oxida para obtener la energía necesaria para las funciones de las células[3].

¿Cuáles son los tipos de carbohidratos que existen?

Primer tipo de carbohidratos: los monosacáridos

A estos también se los llama azúcares simples porque están formados por una sola molécula.

Aquí encontrarás la glucosa, la fructosa y la galactosa. También la ribosa y la desoxirribosa, que forman parte del material genético[4].

De los tipos de carbohidratos, estos no son modificados por enzimas digestivas y se absorben directamente en el intestino.

Por ser los más sencillos, son la principal fuente de energía[5].

¿En qué alimentos encontrarás este tipo de carbohidratos?

Las principales fuentes naturales de carbohidratos simples son los jugos de frutas, bebidas azucaradas, los productos lácteos y las harinas.

Sin embargo, los encontrarás en otros alimentos como la miel de abejas, que es una importante fuente de fructosa[6].

Asimismo, en la leche y sus derivados, y en algunos cereales y leguminosas que proveen al organismo de galactosa[7].

Segundo tipo de carbohidratos: los disacáridos

Aquí están presentes la sacarosa, la lactosa, la maltosa, la celobiosa y la isomaltosa. Se los llama así porque están formados por dos monosacáridos.

Estos, para que puedan ser absorbidos en el intestino y luego utilizados como fuente de energía, primero tienen que convertirse en monosacáridos[8].

¿Cuáles son las fuentes de este tipo de carbohidratos?

La maltosa se encuentra en su forma natural en la malta, que se extrae de los granos de cereal germinados. Los productos que puedes consumir para obtenerla son la cerveza y el pan[9].

Ahora, la lactosa o azúcar de leche, en la leche de los mamíferos[10]. La sacarosa, principalmente en la caña de azúcar y en la remolacha azucarera; se la obtiene industrialmente para fabricar edulcorantes.

Puedes consumirla de la azúcar procesada y de la azúcar para pastelería como la glass[11].

Tercer tipo de carbohidratos: los polisacáridos

En este grupo están los llamados azúcares complejos: el almidón, el glicógeno, la amilosa y la celulosa.

De los tipos de carbohidratos, estos se los relaciona más con funciones de estructura o de almacenamiento[12].

Es decir, cuando la glucosa deja de ser usada en las células del cuerpo y del cerebro,

 

“esta se almacena en el hígado y los músculos como glucógeno para su uso posterior”[13].

¿En dónde lo puedes encontrar?

El almidón, en granos de cereales, legumbres y en raíces comestibles como la papa. El glicógeno lo produce el organismo a partir de los monosacáridos[14].

En cuanto a la celulosa, forma parte de las paredes celulares de las especies vegetales; es una de las fibras alimenticias más importantes.

***

Hoy, no se discute la importancia de la fibra como parte de un plato saludable[15].

***

Actualmente, saber qué carbohidrato estás consumiendo y en qué cantidad es simple; esa información está en la tabla nutricional de cada alimento.

Adicionalmente, debes saber que los carbohidratos deben aportar el 50 a 55 % de las calorías de la dieta[16].

En síntesis, todos los tipos de carbohidratos son necesarios para nuestro organismo.

Sin embargo, presta siempre atención al tipo y a la cantidad que estás consumiendo. Si tienes alguna duda, no olvides consultar al nutricionista.

REFERENCIAS.

[1] (MedlinePus, 2020)

[2] (CuídatePlus, s.f.).

[3] (Cuídateplus, s.f. y FAO, s.f.).

[4] (CuídatePlus, s.f. y FAO, s.f.).

[5] (EcuRed, s.f.)

[6] (FAO, s.f.)

[7] (Guía metabólica, 2015).

[8] (CuídatePlus, s.f. y FAO, s.f.)

[9] (MedlinePlus, 2019)

[10] (EcuRed, s.f.)

[11] (MedlinePlus, 2019)

[12] (FAO, s.f.)

[13] (MedlinePlus, 2018).

[14] (FEC, 2008)

[15] (FAO, s.f.)

[16] (FEC, s.f.)

 

******

 

BIBLIOGRAFÍA.

– FAO (s.f.). Capítulo 9. Macronutrientes: carbohidratos, grasas y proteínas. Recuperado de www.fao.org

– Cuídate Plus (s.f.). Carbohidratos. Recuperado de cuidateplus.marca.com

– Simon, S. (28 de marzo de 2017). Carbohidratos buenos para la salud. American Cancer Society. Recuperado de www.cancer.org

– Guía metabólica. (19 de septiembre de 2015). Pautas de alimentación en las galactosemias. Hospital Sant Joan de Déu. Recuperado de metabolicas.sjdhospitalbarcelona.org

– EcuRed (s.f.). Disacáridos. Recuperado de https://www.ecured.cu/Disac%C3%A1ridos

– FEC (8 de octubre de 2008). Hidratos de carbono. Recuperado de fundaciondelcorazon.com

– MedlinePlus. (30 de abril de 2019). Endulcorantes y azúcares. Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002444.htm

– MedlinePlus. (22 de febrero de 2018). Carbohidratos complejos. Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/esp_imagepages/19529.htm

Descarga nuestro recetario aquí
close slider