Amigables con tu cuerpo y el planeta

Resulta que has tomado la decisión de comenzar a darle un sentido más saludable a tu vida. Esto significa que tienes que cambiar algunos hábitos como el de la alimentación. Pero, en este caso, te surgen dudas sobre qué tienes que hacer.

Pues bien, no te preocupes, nosotros te vamos a ayudar con algunas ideas: ¿has escuchado hablar del tahini? Te contamos qué es y cómo puedes prepararlo en casa.

Tahini: Oriente en tu mesa. ¿Cómo prepararlo y con qué lo puedes comer?

Tahini: todo el poder de las semillas en tu nueva forma de alimentarte

Es bien sabido que si complementamos o reemplazamos nuestra alimentación basada en productos de origen animal por una de origen vegetal, nuestra salud no se verá perjudicada. Por el contrario, está demostrado lo beneficioso que puede resultar este cambio para nuestro organismo[1].

Así, dentro de la gran variedad de alimentos de origen vegetal que disponemos, están las semillas; y dentro de ese grupo está el sésamo. Con el sésamo, también llamado ajonjolí, es que se elabora el tahini.

Pero no vayas a creer que el tahini es un descubrimiento actual, para nada. Es un alimento muy antiguo con múltiples propiedades.

Conoce las propiedades y los beneficios que te proporciona el tahini

El tahini es una pasta cremosa y de pronunciado sabor que resulta de moler las semillas de sésamo y emulsionarlas con agua o con aceite (si es de oliva mucho mejor). Así, le agregas propiedades nutritivas a las que de por sí tiene la semilla de sésamo.

El tahini, por tanto, contiene[2]:

  • Ácidos grasos saludables, en especial omega 3 y omega 6.
  • Vitaminas, entre las que se destacan las del grupo B.
  • Minerales como el calcio, el hierro, el magnesio, el zinc y el fósforo.
  • Proteínas de origen vegetal; especialmente en un aminoácido que se llama metionina.
  • Fitoesteroles, que bloquean la absorción de colesterol.

Ten en cuenta que una cucharada de tahini te proporciona 70 miligramos de calcio; que además es mucho más asimilable que el de la leche de vaca. Por lo tanto, es muy aconsejable para ayudar a mantener el sistema óseo en buenas condiciones[3].

También es un buen alimento para madres durante la lactancia. Y cuando es mezclado con legumbres, ayuda a completar el requerimiento de aminoácidos necesarios para el organismo.

¿Cómo preparar tahini en tu casa?

Verdaderamente, hacer tahini es muy simple. Para prepararlo solo necesitas 200 gramos de semillas de sésamo y 40 gramos de aceite (sésamo, oliva o girasol). Entonces:

  • En un sartén grande pones a tostar el sésamo a fuego medio-alto.
  • Lo mueves para que no se queme.
  • Vas a comenzar a sentir el olor a tostado y verás cómo las semillas van cambiando de color.
  • Luego trituras las semillas mientras están calientes (así desprenden el aceite que contienen).
  • Obtendrás una pasta espesa que finalmente podrás diluir con el aceite.

¿Con qué puedes comer esta delicia con intenso aroma y sabor a sésamo?

  • Untado sobre cualquier pan (pita o integral). Mejor si le agregas un poco de agua y limón para aligerarlo.
  • Como condimento para realzar el sabor de algunos alimentos. Por ejemplo, en hummus, ensaladas o crema de verduras.
  • Mezclado con jarabe dulce.
  • En repostería para hacer galletas crujientes y con un ligero sabor salado.

Muy bien, te hemos mostrado qué es el tahini, un alimento con muchas propiedades y muy fácil de elaborar en tu casa. Lo único que tienes que hacer ahora es incorporarlo en tu dieta. Así que, ¡anímate y disfruta de su sabor!

REFERENCIAS.

[1] (McManus, 2018)

[2] (Crear Salud, 2019)

[3] (Crear Salud, 2019)

 

******

 

BIBLIOGRAFÍA.

– Carrasposa, C. (2014). Aperitivos y entrantes. Cómo hacer tahini casero. El Español. Cocinillas. Recuperado de www.elespanol.com

– Crear Salud (2019). Propiedades y beneficios del tahini. Recuperado de crearsalud.org

– McManus, K. (26 de septiembre de 2018). What is a plant-based diet and why should you try it? Harvard Health Publishing. Recuperado de www.health.harvard.edu

– VelSid (2008). Diccionario de cocina. Tahini o tahina. Gastronomía & cía. Recuperado de gastronomiaycia.republica.com