Alegres 100% Auténticos

¿Estás dispuesto a transformar tus hábitos de consumo y ser más consciente de lo que comes en tu día a día? Es hora de que tomes una decisión. Te sentirás mejor contigo mismo y tu cuerpo te agradecerá cuando descubras qué es la alimentación de origen vegetal.

La felicidad es un estado físico y mental que nos hace sentirnos a gusto, contentos y complacidos. Y una alimentación saludable es indispensable para lograr ese bienestar integral que tanto has anhelado.

En este artículo, te ayudaremos a descubrir el universo de alternativas que la alimentación de origen vegetal tiene para ti. Conocerás sus características, beneficios y algunas recomendaciones para integrar más alimentos de origen vegetal a tu dieta. ¡Acompáñanos!

¿Qué es la alimentación de origen vegetal?

Para comenzar, es importante que sepas qué es la alimentación de origen vegetal o a base de plantas. Se trata de una alimentación enfocada en el consumo de alimentos de origen vegetal que admite ocasionalmente los alimentos de origen animal, con base en tus necesidades y gustos.

¿En qué se diferencia la alimentación de origen vegetal de otras dietas?

Es importante que sepas que una de las grandes diferencias de la alimentación basada en plantas, comparada con otras dietas, es que no hay abstinencias ni exclusiones.

En este sentido, la diferencia con otras dietas como el veganismo o el vegetarianismo es que admite el consumo esporádico —y en porciones muy reducidas— de alimentos de origen animal como huevos, pescado, carnes, lácteos y miel.

Sin embargo, prioriza el consumo verduras, frutas, nueces, semillas, leguminosas, aceites vegetales y cereales integrales.

Simplemente, al saber qué es la alimentación de origen vegetal entenderás que esta busca un balance entre los alimentos. Asimismo, los que siguen esta dieta incorporan un patrón donde predomina la frescura de los ingredientes vegetales.

Para ellos, los alimentos que consumen deben ser sustentables y que tener el menor impacto ambiental posible.

¿Cuáles son sus características?

Una característica que te servirá para entender qué es la alimentación a base de plantas es la composición del plato. Este, como podrás imaginar, está integrado por alimentos de origen vegetal: vegetales, frutas, granos enteros, proteína y aceites saludables[1].

De hecho, más de un cuarto de tu plato lo ocupan vegetales en todas sus variedades. ¡Bienvenidas las raíces como zanahorias y rábanos; los bulbos como cebollas, ajo y remolachas; los tallos como espárragos, palmitos y puerros; las hojas verdes como acelgas, espinacas, endivias y rúgula; y las flores como brócoli, coliflor y alcachofa, entre otros!

La otra mitad del plato se divide entre granos enteros —panes, pastas, arroces integrales y leguminosas— y proteínas saludables, por ejemplo, pescado, pollo, frijoles y nueces.

La alimentación de origen vegetal limita el consumo de carnes rojas y quesos. Además, evita los embutidos y, en general, los alimentos procesados.

La parte restante, es decir un cuarto del plato, la ocupan las frutas. Aquí puedes llenar tu plato de los colores del arcoíris[2]. Puedes consumir cualquier fruta entre la inmensa variedad de colores que encontramos en el grupo de estos alimentos. Eso sí, mejor entera que en jugo.

Los expertos también afirman que es importante utilizar aceites vegetales saludables, como el de oliva o el de canola, para cocinar y aderezar.

De igual manera, el consumo de agua, te y/o café sin azúcar, sumado a una pequeña cantidad de jugos naturales, complementa esta propuesta de alimentación saludable[3].

¿Cuáles son los beneficios de la alimentación de origen vegetal?

Ahora bien, uno de los beneficios de entender qué es la alimentación de origen vegetal es que serás consciente de consumir una gran cantidad de alimentos derivados de las plantas.

De acuerdo con la Escuela Médica de Harvard, practicar este tipo de alimentación está asociado con un menor riesgo de contraer enfermedades del corazón y diabetes tipo 2[4].

Específicamente, hay ciertos alimentos de origen vegetal como el aceite de oliva que aportan beneficios para el corazón[5]. Los aceites vegetales y las nueces te aportan grasas insaturadas que protegen a tu organismo de enfermedades crónicas como la hipertensión y las afecciones cardíacas[6].

Estos alimentos contienen nutrientes como ácidos poliinsaturados, antioxidantes, fitoquímicos y proteína vegetal.

Además hay vegetales con fibra (como brócoli, kale, arveja y espárragos, entre otros), vitaminas y minerales, que reducen la presión sanguínea y el colesterol malo, conocido como LDL.

En cuanto a los carbohidratos, tan necesarios para el buen funcionamiento de tu cuerpo, podrás adquirirlos a través del consumo de cereales de grano entero.

Entre este tipo de alimentos están el bulgur o trigo americano, pan de centeno, cebada, avena, cuscús y arroz salvaje. Te invitamos a conocer más de cerca estos nuevos miembros de tu alacena, y los incluyas en tus próximas compras.

Recomendaciones para incluir más alimentos de origen vegetal a tu dieta

Ahora que sabes qué es la alimentación de origen vegetal, puedes complementar tu dieta con los alimentos de origen vegetal.

Además de seguir las instrucciones de composición del plato, otra forma de incluir más alimentos de origen vegetal es probar las bebidas vegetales. Las encuentras hechas de almendras, avena y coco, entre otras.

Combinando vegetales como la espinaca con estas bebidas vegetales, sumado a semillas como linaza, obtendrás una bebida saludable, fresca y natural, que te llenará de felicidad para comenzar el día con mucha vitalidad.

También te recomendamos probar otras mezclas hechas con bebidas vegetales, como la leche dorada o Golden Milk.  Es preparada a partir del polvo de la cúrcuma. Cuando se combina con canela, jengibre y la leche vegetal de tu preferencia, adquiere su característico color dorado-naranja.

Uno de sus grandes beneficios es su poder desinflamatorio, además de ser un antioxidante y antioansiolítico por naturaleza[7].

Para finalizar, recuerda que si generas conciencia sobre la importancia de cambiar tus hábitos alimenticios por una nutrición basada en el consumo de plantas, pondrás un granito de arena para disminuir el impacto ambiental, y así contribuir a un modelo sustentable.

Así que ya sabes qué es la alimentación a base de plantas. Esta dieta, sumada a unos hábitos saludables, te permitirá construir la felicidad. Pon en práctica estos consejos para incluir en tu vida este universo de alimentos frescos, naturales, deliciosos y nutritivos.

 

 

REFERENCIAS

[1] (Harvard Medical School, 2020)

[2] (Chopra, 2013)

[3] (Harvard Medical School, 2020)

[4] (Harvard Medical School, 2020)

[5] (Zeratsky, 2020)

[6] (Hu, 2003)

[7] (BBC News Mundo, 2019)